Nutrición para particulares

En consulta

Consulta de nutrición para el control de peso, el rendimiento deportivo, patologías específicas y para potenciar el bienestar a nivel físico, mental y emocional, siempre con un enfoque integral de salud. Comenzamos el trabajo en consulta con una primera sesión en la que valoramos el estado de salud global y la composición corporal, hacemos una historia nutricional completa y marcamos los objetivos que queremos conseguir. Para lograrlo utilizaremos las pautas alimentarias correspondientes, adaptando las recomendaciones a la naturaleza y las circunstancias individuales de cada persona, valorando los progresos en consultas periódicas.

La dieta alcalina tiene el objetivo de contrarrestar los efectos corrosivos del estilo de vida actual. Una dieta desequilibrada, el estrés, la contaminación y la falta de actividad física favorecen la acidificación del medio interno, el cansancio, el deterioro de la piel y el cabello y el mal funcionamiento hormonal, entre otros.

La inflamación es la base de numerosos problemas de salud hoy en día, desde algo leve como una tendencia a los resfriados hasta algo tan grave como el cáncer o las enfermedades degenerativas. Seguir una dieta anti-inflamatoria es fundamental en estos casos.

La dieta cetogénica es una dieta alta en grasas saludables y baja en azúcares, que aporta grandes beneficios en el control de peso, la atención y la capacidad de concentración, el rendimiento deportivo, la salud y el bienestar en general. En una dieta cetogénica todo el cuerpo cambia su suministro de combustible para funcionar a partir de las reservas de grasa y dar lo mejor de sí.

En casa

Servicio de asesoramiento personalizado en el que guío a un número limitado de personas a mejorar sus hábitos de vida para potenciar su salud y bienestar. Día a día, full-time, cubriendo la alimentación y los 360 grados de los aspectos cotidianos implicados en la salud. Para más información pincha AQUÍ

“Existe al menos un rincón del universo que con toda seguridad puedes mejorar, y eres tú mismo (Aldous Huxley)”.