La dieta según el grupo sanguíneo - Dra. Isabel Belaustegui

Somos seres únicos. Nada menos que el resultado de sumar el efecto de 30.000 genes + entorno + 100.000 años de evolución en la tierra. ¿Recuerdas?  La dieta según el grupo sanguíneo es un excelente ejemplo de epigenética, es decir, de cómo el entorno influye en la expresión de nuestros genes. Es la suma de nuestro entorno y nuestro estilo de vida lo que dicta a nuestros genes la orden de expresar o no una característica determinada.

Con el grupo sanguíneo ha ocurrido exactamente eso. Cada grupo sanguíneo ha ido apareciendo a lo largo de la evolución y reacciona de manera distinta a los alimentos porque cada grupo sanguíneo está adaptado a las condiciones alimentarias y ambientales que regían en la época y el lugar en que ese grupo apareció sobre la faz de la tierra.

La dieta para el grupo sanguíneo O

El grupo O apareció hace 40.000 años, cuando el hombre era cazador-recolector, basaba su dieta en la carne y hacía grandes esfuerzos físicos para sobrevivir.

  • En la actualidad corresponde a personas con mayor acidez gástrica y mayor secreción de enzimas digestivas, funciones desarrolladas evolutivamente para digerir la carne (idealmente, de caza, cordero y bovino) y el pescado; también toleran bien los quesos de cabra y oveja y el pan esenio.
  • Tienen mala tolerancia a los cereales (especialmente al maíz, la avena y el trigo), las leguminosas (excepto alubias pintas y frijoles) y los lácteos, pues son alimentos que se introdujeron en la dieta miles de años después.
  • Son los más carnívoros de todos los grupos sanguíneos, por lo que necesitan incluir en la dieta alimentos que contribuyan a la digestión de la carne, como el ajo y la cebolla.
  • Disponen de un sistema inmune muy activo, que les confiere gran resistencia frente a infecciones pero también la posibilidad de presentar reacciones exageradas ante algunos estímulos (alergia, enfermedades autoinmunes), por lo que les conviene incluir en la dieta nutrientes moduladores del sistema inmune (brécol, cebolla, col, infusión Roiboos).

La dieta para el grupo sanguíneo A

El grupo sanguíneo A apareció hace 20.000 años, cuando el hombre era campesino y había desarrollado el cultivo de cereales y la fermentación de la leche y vivía en nuevas condiciones sociales: a diferencia del solitario grupo O, el grupo sanguíneo A se reunía en caseríos, aldeas, pueblos o ciudades.

  • Son personas con buena tolerancia a regímenes vegetales y el pescado, con una pobre asimilación de la carne y los huevos (solo toleran bien la carne de ave).
  • Se ha observado una mayor propensión a algunos tipos de cáncer entre las personas de grupo sanguíneo A, por lo que les conviene cuidar el aporte de antioxidantes en la dieta (arándanos, té verde, brécol).
  • Son sensibles al estrés y enfermedades relacionadas como las neuralgias, neurodermitis o el asma, por lo que deberían incluir alimentos que contrarresten el efecto del estrés (semillas y frutos secos).

La dieta para el grupo sanguíneo B

El grupo B surgió hace 15.000 años en los montes del Himalaya, en pueblos pastores, que seguían una dieta a base de leche y derivados lácteos (especialmente, kéfir). Eran personas preparadas para acumular energía en forma de grasa y así poder hacer frente a la escasez de alimentos y al frío extremo.

  • En la actualidad toleran bien la carne de cordero y carnero y toleran mal los cereales (excepto avena, mijo y espelta), pues la agricultura se desarrolló lejos de sus tierras.
  • Cuentan con un sistema inmune robusto: en caso de cáncer son las personas con mejores tasas de supervivencia.
  • Su punto débil es el agotamiento del sistema nervioso en forma de fatiga crónica y fibromialgia, y las infecciones por bacterias E. coli, que esquivan las defensas del sistema inmune por presentar una estructura similar a los antígenos del grupo B.
  • Es el grupo ideal para seguir una dieta ovo-lacto-vegetariana pues su aparato digestivo está óptimamente adaptado a la leche y los huevos y toleran bien la mayoría de los vegetales.

La dieta para el grupo sanguíneo AB

El grupo AB es el más moderno, apareció hace tan solo 1.000 años. Más que una adaptación al medio, como los anteriores, fue el resultado de la mezcla de dos grupos: el mestizaje entre caucásicos (predominio del grupo sanguíneo A) y nómadas mongoles (predominio del B), por lo que presenta características de ambos, como una insuficiente secreción gástrica y mala digestión de la carne y una buena tolerancia a la leche y los derivados lácteos.

  • Dispone de un sistema inmune menos activo frente a factores externos y células cancerosas, por lo que debe incluir en la dieta alimentos de eficacia anti-tumoral (ajo, té verde).
  • Sus puntos débiles son las enfermedades respiratorias, infecciones por parásitos intestinales y hongos (candidiasis), por lo que es especialmente importante que eviten el azúcar, los edulcorantes y las harinas refinadas, que favorecen dichas patologías.

En este traje a medida que es la dieta debemos recordar que cada persona es un individuo único con sus rasgos específicos, y éstos dependen de numerosos factores. El grupo sanguíneo es uno de ellos. Según tus decisiones, los genes se expresan… en una carretera de doble sentido: hacia la salud o hacia la enfermedad. ¿Recuerdas? Está en tu mano dirigirlos hacia donde desees ir.