La medicina integrativa es una nueva manera de hacer medicina que integra lo mejor de la medicina convencional con lo mejor de la medicina complementaria y alternativa.

La medicina integrativa nació de la necesidad de ofrecer un mejor servicio sanitario. Y está contribuyendo a generar un cambio profundo y positivo en el modelo médico occidental.

A finales del siglo XX se observó que un alto porcentaje de la población de EEUU recurría a terapias de la medicina alternativa y complementaria, porque éstas eran más afines a su sistema de creencias. Además, el uso de esas terapias ahorraba costes y mejoraba la eficiencia y la asistencia sanitaria. Y la medicina oficial se interesó por saber cómo integrar esas terapias alternativas y complementarias en el sistema de salud occidental.

Para asegurar la buena praxis se creó un organismo de vigilancia de la medicina alternativa y complementaria. Y se establecieron las bases a enseñar en los programas de estudio de las escuelas de medicina. Y en 1997 se creó el primer ciclo de residencia en la especialidad de Medicina Integrativa. Y así nació esta nueva manera de hacer medicina.

Hoy en día los mejores hospitales de EEUU, de referencia a nivel mundial, cuentan ya con un departamento de medicina integrativa.