Un médico tipo tiene una personalidad bastante definida, que se acentúa poco a poco durante su formación y el ejercicio de la profesión. Responsable, estudioso, perfeccionista…