La infección por Giardia es una de las causas conocidas de episodios agudos de diarrea. Esto ya lo vamos sabiendo… Lo que no se tiene en cuenta en muchos casos son las posibles complicaciones a largo plazo y la presencia de infecciones crónicas silentes. ¿Sabes que Giardia puede ser responsable de cuadros de fatiga crónica? ¿Y de retraso del crecimiento? ¿Sabes que Giardia puede estar detrás de algunas alergias cutáneas? ¿Y de dolor muscular?

Giardia (en sus variedades lamblia, intestinalis y duodenalis) es un parásito microscópico que parasita el tracto digestivo del ser humano y otros mamíferos, a través de la ingestión de aguas y alimentos contaminados por quistes del protozoo.

ciclo-vital-giardia

Ciclo vital de Giardia intestinalis

La giardiasis o infección por Giardia puede pasar desapercibida, por no presentar síntomas, o cursar con episodios de diarreas agudas, dolor abdominal, anorexia (falta de apetito) y meteorismo (gases).

En un interesante artículo publicado en la revista World Journal of Gastroenterology en 2013 concluían que, aparte del cuadro clásico intestinal, la giardiasis puede provocar: complicaciones oculares, artritis, alergias cutáneas y daño muscular.

Además, la giardiasis es una de las causas de fallo del desarrollo y detenimiento o retraso del crecimiento en humanos y animales. Puede provocar reducción de las funciones cognitivas y fatiga crónica.

A nivel intestinal, aparte de las diarreas, Giardia puede provocar alteraciones funcionales post-infecciosas del aparato digestivo, como el llamado síndrome del intestino irritable (alteraciones del ritmo intestinal, en forma de alternancia entre estreñimiento y diarrea, dolor e hinchazón abdominal) y dispepsia funcional (dolor abdominal, sensación de plenitud, náuseas, eructos, distensión abdominal).

Las complicaciones a largo plazo de la giardiasis pueden presentarse hasta 2 y 3 años después de la infección. En algunos casos, sobre todo aquéllos que cursan con síntomas cutáneos y musculares, los síntomas duran sólo unas semanas y desaparecen fácilmente con tratamiento antiparasitario. En otros, sin embargo, la clínica puede permanecer durante años en forma de fallos del desarrollo, detención del crecimiento, síndrome de intestino irritable y fatiga crónica.

Por todo esto, es importante contemplar la posibilidad de padecer una infección por Giardia, no sólo ante cuadros intestinales atípicos sino también ante otros problemas extra-intestinales.

Presencia de quistes de Giardia lamblia en heces

Presencia de quistes de Giardia lamblia en heces

Un simple test de heces podrá desvelar la presencia de este parásito y permitir la aplicación del tratamiento más adecuado. Sin duda, vale la pena el esfuerzo…