HATAKAMA - El centésimo mono

En los años 1970, el botánico sudafricano Lyall Watson publicaba su relato “El centésimo mono” (incluido en “Lifetide”), un claro ejemplo del concepto de masa crítica. ¿Lo conoces? In the late 1970s, Lyall Watson coined the “Hundredth monkey phenomenon” in his book “Lyfetide”. It represents a good example of critical mass concept. Do you know about this story?

Entre 1952 y 1958 un grupo de investigadores japoneses observaron el comportamiento de los monos macacos (macaca fuscata) en la isla japonesa de Koshima. Los científicos empezaron a proporcionar patatas dulces a los animales y estos las tomaban con gusto. Una hembra de 18 meses de edad, a la que llamaron Imo, descubrió que las patatas estaban aún más ricas si las lavaba en el mar, probablemente porque así las limpiaba de arena y porque además el agua salada potenciaba su sabor. Imo enseñó a sus compañeros lo que había descubierto y poco a poco los monos macacos fueron lavando las patatas antes de comerlas, gracias al aprendizaje por observación y repetición.

Un número considerable de monos ya había aprendido a lavar las patatas antes de comerlas. No sabemos el número exacto pero supongamos que eran 99.

Entonces ocurrió algo sorprendente.

Los investigadores observaron que un día, un mono más, pongamos el mono número 100, aprendió a lavar las patatas en el mar. Y entonces, ¡todos los monos de la isla lavaron sus patatas antes de comerlas! Y, aún más sorprendente, los monos macacos de las islas vecinas aprendieron a lavar las patatas en el mar.

La suma de energía de aquel centésimo mono creó una masa crítica y, a través de ella, la eclosión de una nueva idea.

La historia del centésimo mono nos muestra que cuando un número limitado de personas descubre una idea o un método nuevos, éstos quedan limitados a ese grupo de personas. Pero existe un punto de inflexión en el que, con que una persona más se sintonice con el nuevo conocimiento, éste llega a todo el mundo. ¿No te parece fascinante?

From 1952 to 1958, a Japanese research team conducted a study of macaca fuscata behaviour in Koshima island. Scientists gave the monkeys some sweet potatoes and observed that a 18 months old female macaca, called Imo, learned to wash the potatoes before eating them. This way, they presumed, Imo found the potatoes tastier.

Gradually, this new behaviour spread among the younger generation of monkeys, through the classical observation-and-repetition fashion. 

A considerable number of monkeys washed the potatoes. The exact number is unknown but “assume that it is 99”, suggested Watson. 

Then a surprising event took place.

Once another monkey, let´s call him “The hundredth monkey”, learned how to wash the potatoes before eating them, this new behaviour instantly spread not only to all the monkeys in the island but to monkeys on nearby islands!

The energy of the hundredth monkey achieved the necessary critical mass for the blooming of a new idea.

The Hundredth monkey phenomenon shows us that a new behaviour or idea is rapidly spread by unexplained means, when this new knowledge has claimed a critical mass. If the new idea is limited to a certain group, then it stays there. But when the new idea reaches the critical mass, it spreads to all members of the group and to all related groups. Isn´t is fascinating?