Legumbres sin gases

Muchas personas renuncian a comer legumbres porque les provocan muchos gases. Con dos sencillos trucos es fácil evitar este problema y disfrutar de un rico potaje. Many people prefer not to eat legume because they suffer from flatulence. Here there are two tips for avoiding flatulence when eating legume.

La clave para evitar las digestiones pesadas y los gases que siguen a un plato de legumbre está en una preparación adecuada y una correcta combinación con otros alimentos.

Al poner las legumbres en remojo, ayudamos a que vayan liberando el almidón, principal causante de los gases. Para que no te resulten pesadas, pon las legumbres en remojo durante dos o tres noches, sustituyendo cada día el agua por agua nueva. Así, desechando el agua de remojo, eliminas el almidón que han soltado.

Al cabo de esos días, cocínalas durante más tiempo del habitual. Hasta que queden blanditas.

Para guisarlas, acompáñalas de cebolla, calabaza y zanahoria. El alga kombu también ayuda a que se cuezan mejor y sean más digestivas (si te atreves con el alga, pon un pedacito pequeño porque al rehidratarse se hincha mucho. Luego podrás comerla o, simplemente, dejarla a un lado).

Si acompañas las legumbres con otras fuentes de proteína, como los clásicos chorizo, morcilla o panceta, dificultarás la digestión y necesitarás toda la tarde para arreglártelas con el cocido del mediodía. Acompaña la legumbre con verdura y arroz (u otros cereales, como espelta, kamut, etc). Así tendrás un plato completo y rico en proteínas de alto valor biológico pero fácil de asimilar.

¡Buen provecho!

There are two simple tips to prevent flatulence when eating legume: proper cooking and good combination with other foods.

Let the beans soak for two or three days, changing water every morning. This way legumes eliminate starch, the main source of flatulence.

After those days, cook the beans for a long period in combination with onion, pumpkin and carrot. Kelp (sea vegetable) is a good help for cooking legumes. Only a small piece of kelp is necessary for it grows a lot when rehydration during cooking.

The other clue for avoiding flatulence when eating legumes is the combination with other foods. Try not to combine beans with other source of protein, as meat or pork, because this interrupts digestive processes. 

Combining legumes with vegetables and grain (rice, spelt, kamut, etc.) results in a high quality protein and tasty food. 

Enjoy your meal!