Alimentos para despedir el verano

Los días se van acortando, la temperatura va siendo más fresca, los árboles amarillean… acaba el verano. Nuestro cuerpo presiente el cambio y nos notamos extraños ante la nueva estación. Los alimentos pueden ayudarnos a adaptarnos mejor al cambio. Days are shortening, temperatures are lowering, trees are getting brown… summer is over. We can sense the change and feel weird. Food can help us! 

Con nostalgia vamos dejando atrás las comidas expansivas, que facilitan las relaciones sociales y la diversión: las comidas en familia, los aperitivos con amigos… Nos interesa ir sustituyéndolas por comidas más ordenadas, que favorezcan el recogimiento y la concentración. Retomar esta alimentación nos ayudará a asumir las nuevas responsabilidades y adaptarnos mejor al otoño.

Sustituir la ensalada, la paella, la ensaladilla rusa y el gazpacho por el puré, la sopa y los guisos cocidos a fuego lento; pasar de la macedonia a la compota de fruta; de los helados y la horchata, a las infusiones calientes. Sustituir las frutas de verano (melón, sandía, piña, plátano, etc.) por la manzana, la pera y la granada.

Y, como complemento para eliminar los excesos estivales y depurar el organismo, podemos añadir a nuestra dieta un vaso diario de agua tibia con limón o el zumo de un pomelo. ¡Nuestro cuerpo lo agradecerá!

We are saying goodbye to the summer and It is good for us to replace expansive meals by organized ones. These will help us to concentrate on our new responsibilities.

Try to substitute your vegetable salad or “paella” by a purée or a soup or a casserole. Or the fruit salad by a compote. The ice-creams by the teas. The summer fruits by the autumn apple or pear. You will feel more confortable with the new season.

Many excesses during the summertime? Here you have a good trick for cleansing your system: have a glass of lemon juice in warm water every morning. Your body will appreciate it!